top of page
Buscar

“No lo estoy haciendo bien”

Creer en mi capacidad para hacer las cosas bien fue una verdadera lucha después de la muerte de mi esposo. En mi opinión, mi difunto esposo tenía más experiencia que yo en ciertas cosas. Él era mayor, había estado casado antes y tenía hijos, así que yo esperaba aprender de él cómo ser una madre y una esposa increíble. Sin embargo, mi vida cambió en 40 días; di a luz a un niño y mi esposo falleció.


Mis pensamientos de inexperiencia se hicieron más fuertes cuando tuve que asumir el papel de ser madre cabeza de hogar y tomar decisiones sobre nuestras vidas.


Repetía constantemente en mi cabeza la frase “No lo estoy haciendo bien”. La verdad es que no tenía experiencia en crianza y viudez, pero también recordaba haberlos investigado en internet/libros.


Creo firmemente que estuvo bien sentirme derrotada e inadecuada.


La crianza y el duelo son procesos. Necesitaba hacer una pausa, mi cuerpo necesitaba ir despacio, reflexionar sobre mis pensamientos y acciones. Incluso si mi esposo hubiera estado vivo, y hubiera podido decirme cómo ser madre y esposa, hubiese tambaleado.


La educación no puede ocurrir sin experimentar el conocimiento. Creer que “lo estaba haciendo bien” tenía que ser experimentado en mi mente y cuerpo.


¡Y esto ha llevado tiempo!


A veces, creo que “no lo estoy haciendo bien”, y otras veces, mi mente, alma y cuerpo se alinean y puedo ver que “no podría haberlo hecho mejor”.



Esta semana te invito a identificar las circunstancias en las que crees que no lo estás haciendo bien.

Nombra las emociones y pregúntate por qué crees que esos sentimientos están ahí.


¿Hay opiniones/voces en su cabeza que te dicen cómo debe ser una madre cabeza de hogar/ madre viuda?



Ps: Únete a mi curso de 3 meses para madres viudas y aprende estrategias para procesar emociones, sentir tu duelo y abrir más espacio a nuevas emociones.


Nunca es demasiado tarde



30 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
Post: Blog2_Post
bottom of page